Blog y Páginas Amigas

Para Leer y Pensar

El blog

Esta a disposición de todos. De todos aquellos que buscan mejorar y criticar con la idea de progreso, no como venganza o estimulación del odio.

Adhesiones Personales?

Y como no!
Claro que puede opinar y dejar su mensaje, el que será tomado como si hubiera asistido a una reunión. Todos tenemos la oportunidad y la obligación de opinar.
Para hacerlo más fácil, puede hacerlo en los espacios para comentarios que hay al pie de cada nota.
La propuesta es libre y con espacios para todos.
La única restricción: no se aceptará la falta de educación y de modales.
No se admiten ofensas a nadie.
Después, si escribe vaca con "B" o con "V", por error u omisión, de eso nos encargamos los responsables de pasar en limpio los mensajes.
Para eso nos ofrecimos a trabajar.

Debido a la necesidad de tener definitivamente un reconocimiento cierto y certero de la actividad cultural argentina, es que lanzamos la idea de jerarquizar la misma para mejorar en la calidad artística, pero también jerarquizar el artista como eje indiscutible de todo.

Propusimos lograr dirigentes serios, con conocimientos claros y reales de la problemática. Y por sobre todo, darle las herramientas, poder de decisión y presupuesto para realizar una tarea conjunta que permita ejercer la actividad con soltura, respeto y suministros necesarios.

En principio, la idea de quién firma, fue la de crear o propender la creación de un Ministerio de Cultura. Sin embargo a medida que el abanico de opiniones comenzó a abrirse, a llegar a más gente, fue cambiando hasta llegar a la conclusión que primero – antes que nada- deberíamos saber las necesidades y los esbozos de posibles soluciones.

Así se fue aceptando, que los verdaderos dueños de la realidad, es decir el artista, sería el encargado directo e irreprochable de marcarnos el camino. Entonces, aquella primera idea mutó a engrosar la lista de preocupaciones y faltantes, para convertirlas en un documento inicial que giraría entre los interesados, hasta lograr el acuerdo necesario y amplio que permitiera realizar un pedido formal a las autoridades.

Hasta ahora, nos llegaron las cosas propuestas por gente del sur del país, un sector de Catamarca, de Pcia de Buenos Aires, La Pampa…

Mientras tanto, gente dispuesta a colaborar y sumarse, sigue realizando reuniones y pasa la posta por correo electrónico, para que se siga agrandando el espectro de opiniones e ideas de soluciones.

En síntesis, debemos lograr un acuerdo nacional de necesidades y factibilidad de soluciones, que luego se volcará a la confección de un documento, que planteara a las autoridades una solución conjunta, que suponemos, permitiría la confección de una Ley Federal de Cultura, pero planteada desde los protagonistas hacia el funcionario, no desde el funcionario a los artistas.

Creemos que es factible y las adhesiones hasta el momento, nos muestran una gran participación e interés en seguir sumando.

Para aquellos nuevos interesados y que adhieran a la propuesta, se sugiere:

  • Realizar reuniones entre los artistas, hablamos de grupos, no es necesario que se convoque a todos los de una población. Con solo formar grupos alcanza.
  • Confeccionar un documento con las necesidades y factibles ideas de solución.
  • Identificar una persona que representará al grupo, quien tendrá la responsabilidad de recibir e informar a sus pares. Mandar Nombre y apellido completo, correo electrónico y un teléfono adonde comunicarnos.
  • Enviar el documento, bien identificado, al correo:

jagperiodismo@gmail.com o cultura.undebatenacional@gmail.com que será la central de todo, hasta tanto se determine quién será el vocero autorizado.

  • Aquí se desglosaran y se irán corriendo por correo a todos los interesados.
  • Por último y con ayuda de un asesor letrado, confeccionaremos un documento que también girará por correo para ser corregido.
  • También, se reciben nuevas ideas de cómo avanzar. No podemos desperdiciar semejante entusiasmo.
  • Sugerimos como medida de ordenamiento, la búsqueda de una persona responsable por provincia, para que todos podamos tener un contacto serio y posible, enterarnos fácilmente de cada reunión y lograr postas de correos más efectivas y menos complicadas.

Este sería como comienzo. Tras las primeras reuniones y a medida que avance la confección de necesidades y factibilidades de soluciones, se harán reuniones más amplias, hasta llegar a una mesa nacional en la que tendremos representantes de todas las áreas de la actividad.

Solicitamos hacer pública la propuesta, pues los pasos dados, nos garantizan que seguramente habrá mucho más adhesiones e interesados.

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Recomendado

Cultura, un debate nacional

Buscar este blog

No seremos idiotas útiles

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La discusión es sinónimo de entendimiento o de desacuerdo?
 De ninguno de las dos opciones.
 La discusión es el camino para llegar a un entendimiento o para ensanchar una brecha de desacuerdos, es eso y nada más.
 Sí, podemos utilizar la discusión como vía para llegar a proponer distintas variables, analizar los pros y las contras, conseguir puntos viables, relegar intereses y llegar a acuerdos que posteriormente nos permitan una solución equitativa y responsable para las partes en pugna.
 Nunca una discusión –más si es intelectual- será zanjada con felicidad plena para todos. Siempre habrá resignaciones de espacios, intereses y facultades.
Pero, justamente esas instancias, permitirán la convivencia en la diversidad.
 Lo que a priori se puede ver como una debilidad o desventaja, con el correr del tiempo y el ensamblado de todos los acuerdos, comenzará a visualizarse como una mejora sustancial de las partes y el mejor aprovechamiento de los esfuerzos, ganas, materiales, recursos e ideas.
 Y eso, es responsabilidad de los dirigentes y dirigidos sin excepción. Un error en estas instancias, una rapiñada por claudicación o defección de algunas de las partes, dejaría zaherido un sector, abriría una nueva instancia de incertidumbre y un sentimiento de desazón ante el desatino.
 Por cuanto, el momento elegido para avanzar con una Ley Federal de Cultura es oportuno y permitirá llegar a las instancias de un nuevo gobierno en el 2011, con un bosquejo avanzadísimo para definitivamente acentuar características, formas de hacer y producir la actividad cultural de cada rincón de país.
 A razón de lo comentado por aquellos que realmente saben o aciertan a ver a futuro, los requerimientos en los que estamos avanzando desde éste sector, necesitará contemplar ciertos aspectos que permitan llegar acuerdos con distintas reparticiones y la concreción de leyes factibles para distintas situaciones entendibles y atendibles.
 Tal vez -de acuerdo a lo recopilado hasta ahora- la precariedad de la artesanía criolla, aborigen y urbana, sean los sectores menos tenidos en cuenta y los que demandarán más trabajo e inversión hasta dar con el punto justo para su conservación, protección y proyección en el tiempo.
 Y esta, es una situación que demandará acuerdos con la secretaría de comercio, transporte y turismo, por ejemplo. Ya que su inserción a la comercialización, enseñanza y conservación precisará de todos los esfuerzos y leyes a su alcance. Demandará tiempo y edificación de circuitos de promoción, muestras, cooperativización y financiamiento.
 Un caso parecido será el tratamiento de los monumentos históricos y de los declarados de interés provincial y comunal, más los que vayan apareciendo.
 La combinación de leyes claras y acuerdos ágiles, permitirá que aquellos monumentos arqueológicos ubicados en Parques Nacionales, tengan partidas y personal para cuidarlos, controlarlos y protegerlos. Y eso no se logra con charlas, si no, con un presupuesto acorde y personal preparado. 
 Aunque la mayoría toma esta búsqueda de un espacio de discusión como algo que se hace porque uno está al cohete, la cosa es mucho más seria de lo que se imagina. Hay cosas que están desapareciendo y que al país y a cada uno de nosotros, nos cuesta plata… y mucha.
 El robo de material arqueológico, de piezas históricas, demoliciones de lugares históricos, explotación de espacios por particulares que lo hacen por arrebato o por inconstancia de intendente, presidentes comunales o gobernadores, etc.
 La cultura de un país, no se hace sola, es el resumen de esfuerzos personales y situaciones históricas que se acumulan para llegar al hecho artístico como último objetivo.
 Todo ese proceso, le cuesta plata al país, a su gente y rara vez, suelen disfrutarlos aquellos que son los perjudicados.
 Sí, te dan luego una zanahoria (un CD, un cuadro, una obra de teatro) que les hacen creer que esa es la cultura de país. Sin embargo, mirando más de cerca lo apuntado, hoy dependemos de los coleccionistas extranjeros para conseguir discos, partituras o algún cuadro de artistas argentinos… o no?
 Si embargo seguimos haciéndoles el juego a los sinvergüenzas tratando de joder este tipo de movimientos con pensamientos tan rudimentarios, ignorantes y serviles como los que nos llegan día a día.
 Total, el artesano de Varvarco o Buta Ranquil en Neuquén, el trenzador de La Pampa, el Tallador de Castelli en El Chaco, el que trabaja la piedra en Catamarca, el cacharrero de Tilcara…
 Que se maten, total qué radio o canal les darán espacio para que pataleen!!!!
 Por esos, por lo que no pueden, debemos jugar esta partida.
 Porque entre ellos y nosotros, no hay gran diferencia. Puede que nos podamos defender mejor y sean más cortas las distancias, pero el afán de centralismo del porteño, nos mide con la misma vara y nos perjudicara de igual manera. 

Juan Alberto Guttlein
Casilda - Santa Fe