Blog y Páginas Amigas

Para Leer y Pensar

El blog

Esta a disposición de todos. De todos aquellos que buscan mejorar y criticar con la idea de progreso, no como venganza o estimulación del odio.

Adhesiones Personales?

Y como no!
Claro que puede opinar y dejar su mensaje, el que será tomado como si hubiera asistido a una reunión. Todos tenemos la oportunidad y la obligación de opinar.
Para hacerlo más fácil, puede hacerlo en los espacios para comentarios que hay al pie de cada nota.
La propuesta es libre y con espacios para todos.
La única restricción: no se aceptará la falta de educación y de modales.
No se admiten ofensas a nadie.
Después, si escribe vaca con "B" o con "V", por error u omisión, de eso nos encargamos los responsables de pasar en limpio los mensajes.
Para eso nos ofrecimos a trabajar.

Debido a la necesidad de tener definitivamente un reconocimiento cierto y certero de la actividad cultural argentina, es que lanzamos la idea de jerarquizar la misma para mejorar en la calidad artística, pero también jerarquizar el artista como eje indiscutible de todo.

Propusimos lograr dirigentes serios, con conocimientos claros y reales de la problemática. Y por sobre todo, darle las herramientas, poder de decisión y presupuesto para realizar una tarea conjunta que permita ejercer la actividad con soltura, respeto y suministros necesarios.

En principio, la idea de quién firma, fue la de crear o propender la creación de un Ministerio de Cultura. Sin embargo a medida que el abanico de opiniones comenzó a abrirse, a llegar a más gente, fue cambiando hasta llegar a la conclusión que primero – antes que nada- deberíamos saber las necesidades y los esbozos de posibles soluciones.

Así se fue aceptando, que los verdaderos dueños de la realidad, es decir el artista, sería el encargado directo e irreprochable de marcarnos el camino. Entonces, aquella primera idea mutó a engrosar la lista de preocupaciones y faltantes, para convertirlas en un documento inicial que giraría entre los interesados, hasta lograr el acuerdo necesario y amplio que permitiera realizar un pedido formal a las autoridades.

Hasta ahora, nos llegaron las cosas propuestas por gente del sur del país, un sector de Catamarca, de Pcia de Buenos Aires, La Pampa…

Mientras tanto, gente dispuesta a colaborar y sumarse, sigue realizando reuniones y pasa la posta por correo electrónico, para que se siga agrandando el espectro de opiniones e ideas de soluciones.

En síntesis, debemos lograr un acuerdo nacional de necesidades y factibilidad de soluciones, que luego se volcará a la confección de un documento, que planteara a las autoridades una solución conjunta, que suponemos, permitiría la confección de una Ley Federal de Cultura, pero planteada desde los protagonistas hacia el funcionario, no desde el funcionario a los artistas.

Creemos que es factible y las adhesiones hasta el momento, nos muestran una gran participación e interés en seguir sumando.

Para aquellos nuevos interesados y que adhieran a la propuesta, se sugiere:

  • Realizar reuniones entre los artistas, hablamos de grupos, no es necesario que se convoque a todos los de una población. Con solo formar grupos alcanza.
  • Confeccionar un documento con las necesidades y factibles ideas de solución.
  • Identificar una persona que representará al grupo, quien tendrá la responsabilidad de recibir e informar a sus pares. Mandar Nombre y apellido completo, correo electrónico y un teléfono adonde comunicarnos.
  • Enviar el documento, bien identificado, al correo:

jagperiodismo@gmail.com o cultura.undebatenacional@gmail.com que será la central de todo, hasta tanto se determine quién será el vocero autorizado.

  • Aquí se desglosaran y se irán corriendo por correo a todos los interesados.
  • Por último y con ayuda de un asesor letrado, confeccionaremos un documento que también girará por correo para ser corregido.
  • También, se reciben nuevas ideas de cómo avanzar. No podemos desperdiciar semejante entusiasmo.
  • Sugerimos como medida de ordenamiento, la búsqueda de una persona responsable por provincia, para que todos podamos tener un contacto serio y posible, enterarnos fácilmente de cada reunión y lograr postas de correos más efectivas y menos complicadas.

Este sería como comienzo. Tras las primeras reuniones y a medida que avance la confección de necesidades y factibilidades de soluciones, se harán reuniones más amplias, hasta llegar a una mesa nacional en la que tendremos representantes de todas las áreas de la actividad.

Solicitamos hacer pública la propuesta, pues los pasos dados, nos garantizan que seguramente habrá mucho más adhesiones e interesados.

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Recomendado

Cultura, un debate nacional

Buscar este blog

Aclaremos, dijo Lemos!!!

viernes, 19 de noviembre de 2010

 Comienzo con un agradecimiento: A Horacio Dell Ville, ex bloger’s, se sumó a colaborar con ésta movida que pretendemos con una gran cantidad de artistas y hacedores culturales. Fue un gran alivio, pues la cantidad de consultas, adhesiones y planteos me estaba superando más allá de lo que uno se podía imaginar.
 Por eso quiero empezar éste escrito agradeciéndole a mi vecino de pueblo, su ayuda y predisposición.
 Lo segundo, tal vez central del escrito, es contestar a muchos correos mal intencionados, que con socarronería y mala leche, dejan entrever que sospechan de la cruzada adjudicándome las intenciones, que seguro ellos tendrían, en la misma situación.
 Muchachos, tengo 54 años, participe desde muy chico en política y ejercí cargos institucionales.
 No fui, seguramente, mejor, ni peor que los demás. Pero tengo la tranquilidad que en los lugares que estuve, me han quedado grandes amigos que me entendieron cuando en sus presencias, tipos que me conocían y sabían como pensaba, venían a sugerirme algunas cosas.
 Me fui de los cargos, diciendo y pensando lo mismo con respecto al comportamiento que debe tener un funcionario.
  Más tarde, fui tentado para ocupar otros lugares y no acepté por el simple hecho que ya había experimentado por dentro la tarea de la función pública. Que, en definitiva, era lo que había ansiado para saber qué era aquello y poder hablar con fundamento cuando debo hacer una nota periodística.
  De allí en más –solo fueron dos o tres años- dediqué mi atención a mi trabajo de siempre, tratando de hacerlo lo mejor posible, para que fuera útil a los lectores, oyentes o televidentes. Y juro que logré más cosas.
 En cuanto a lo que nos ocupa, si proponer algo tan especial como juntar gente que piense y ame la cultura como lo hace uno, es motivo de desconfianza, les propongo a esos desconfiados, que tomen su responsabilidad, les mandamos todo lo archivado y lo que hay en CD para que sigan ellos.
 Que sean ellos, no Horacio y yo, quienes se sienten tres o cuatro horas en una computadora para contestar las consultas, enviar el material, recortar y guardar las cosas, hablar con un abogado, convencerlo para que haga el documento y no cobre un mango, viajar a los lugares que lo solicitan, hablar con la gente y subir a un coche y volverse, porque al otro día hay que laburar, estar los sábados y domingos hablando por teléfono a todos los que así lo necesitan, pagando las comunicaciones, etc, etc.
 Si quisiera postularme para algo, juro que no sería tan tonto de invertir horas y trabajo en la actividad cultural, lo haría con la misma fuerza y ganas, en las vecinales, las fábricas, clubes y asociaciones que aquí existen y son muchas. No lo haría con un soguero de Neuquén o un cantor de Salta, Catamarca o la conchinchina, que no puede votarme en Casilda o Venado Tuerto, adonde en realidad, tengo fijado mi domicilio.
 Vi y creo, que la actualidad participativa de la gente en nuestro país es cada vez mayor, entonces me dije: Por qué no encarar una propuesta factible, en vez de hablar tanto al cohete y no hacer nada?
  Quédense tranquilos, aquí no se maneja plata, ni sellos, ni adhesiones políticas, ni hay márgenes para el engaño, porque cuando el abogado entregue el primer borrador en Febrero – o antes- el mismo girará por las casi diez mil casillas de correo que ya tenemos archivadas.
 Y si logramos que el mismo interese a algún funcionario del orden nacional, habrá una decisión conjunta para determinar quién asistirá. Por cuanto, creo que es por demás de transparente la cosa como para escribir con tanta saña.
 Y si eso no sirve para calmar a los que quieren difamar, reitero mi ofrecimiento de renunciar ya y dejar todo en sus manos. Pero ojo, no lo van a lograr, si no hay control. Porque Horacio en algún momento me sugirió, y ahora ya lo estoy pensando, si no es una jugada para romper lo que se está haciendo con tanto sacrificio, sin plata ni apetencias personales.
 Es simple muchachos, si piensan que se los puede engañar, sigan en sus lugares tranquilos y continúen mendigando como hasta ahora. Y si la jugada es política, no se hagan problemas, nos interesa la actividad cultural y nada más. No nos interesan cargos, dádivas, ni sellos vacíos de toda responsabilidad. Si así lo quisiéramos, habríamos encarado otra cosa, no tengan dudas.
 Por último, gracias a Horacio, a Rabito y Juan Carlos Soria por el trabajo constante.
 Al Dr. Barbarán por sus consejos y el trabajo de redacción.
 A Julián Mira, técnico en computación, por sus ideas y concejos para poder hacer los archivos y no meter la pata.
 Al Estudio Miranda, por preocuparse en hacer los contactos para viajar y gastar lo menos posible.

Juan Alberto Guttlein
Casilda - Santa Fe 

Leer Completo...

Por qué y para qué: Un debate nacional de cultura

lunes, 15 de noviembre de 2010

Porque nuestra actividad -hablamos de lo profundo del país- mal llamado interior, está desprotegido y sin posibilidades de progreso.
 Por lo tanto, es hora de que produzcamos algo que nos permita visualizarnos ante las autoridades, para ser escuchados y contemplados como protagonistas ineludibles de la actividad cultural.
 No estamos contra nadie. Ni del gobierno, ni del Secretario de Cultura. Al contrario, queremos nos permitan ser protagonistas.
 Tenemos en claro que todos podemos aportar nuestras carencias y alguna que otra idea para mejorar.
 Y éste es el momento, pues se está hablando de la Ley de Federal de Cultura, pero hasta ahora, no se ha llamado a los verdaderos interesados: Los hombres y mujeres de todo el país, que son los que en definitiva deben decidir sobre el futuro de la actividad que aman y por la cual se preocupan, trabajan y se entregan de cuerpo y alma.
 Son muy pocas las leyes en vigencia que tratan de tapar un bache que viene desde la misma creación de nuestro territorio como país. Leyes con deficiencias y grietas fáciles de eludir y no cumplir.
 Por eso, este grupo de amigos, hacedores de cultura, artistas, programadores, periodistas, las ONG, asociaciones, bloggeros, escritores y todos cuanto colaboramos para cumplir nuestro cometido, hoy nos autoconvocamos para debatir y reconocer las carencias con las que luchamos a diario. Eso nos permitirá hacernos visibles a los ojos de quienes siempre nos ignoraron.
¿Cómo lo haremos?
 De la misma manera que charlamos diariamente nuestras frustraciones y faltantes, reunidos con nuestros grupos de teatro, Ballet de Danzas, centros tradicionalistas, talleres literarios, en la mesa de café o adonde se quiera. La única diferencia, es que ahora, lo plasmaremos en un archivo Word como si fuera un acta y lo mandaremos en un correo electrónico a una central.
 Allí habrá gente encargada de desglosar las carencias, captar las ideas de factibles soluciones que manden y hará un resumen que permitirá confeccionar un documento final, que por Internet, volverá a cada uno para ser leído, corregido y devuelto. Eso será, hasta lograr un documento que deje conforme a la mayoría.
 Ese documento, será fundamental para sentarnos a discutir con las autoridades responsables de armar la Ley, para que en la misma tengamos posibilidades de cambiar la realidad que nos aqueja.
 Ya existe mucha gente trabajando en casi todo el país, pero debemos lograr que todos –o por lo menos el grueso de los involucrados- opinemos, hagamos escuchar nuestras situaciones y nos responsabilicemos de nuestra actividad.
 Seguramente, muchos se negarán a participar, y otros tantos, seguirán hablando de lo mismo en el bar. En cambio nosotros, preferimos participar, luchar y darnos a conocer para defender lo que nos apasiona, nos hace más humanos y felices: La actividad Cultural.
 No hay ninguna imposibilidad para participar, quién no lo haga será porque no le gusta o no le interesa.
Nosotros, los que ya estamos trabajando, creemos que estamos caminando un sendero factible y que podemos lograrlo. No queremos quejarnos en el futuro, porque todo sigue igual o peor y que ello, nos obligue a andar mendigando como hasta ahora.
 Si quiere participar puede pedir instrucciones al correo que figura al pie de la nota.






cultura.undebatenacional@gmail.com
                           
Leer Completo...

Superamos los 10.000 correos y adhesiones!!!!!

Estimado Sr. Guttlein
 Esperando se encuentre bien y con felicidad, me comunico con usted para contarle algo muy especial.
 Con agrado, felicidad y mucho entusiasmo recibí la noticia de este movimiento que intenta nuclear la opinión definitiva y concreta de los ciudadanos que dedicamos gran parte de nuestra vida, al quehacer cultural.
 Mi amigo José Domingo, tal vez uno de los guitarristas más importantes que diera nuestra música popular –hoy radicado en España- fue quién me dio la dirección de su página y me impulsó a concurrir a la noble tarea de participar y ayudar en esta cruzada maravillosa.
 Soy docente, actor y un entusiasta de la guitarra que me llevó por distintos y hermosos caminos. Colaboré en sesiones de grabaciones de muchos y grandes cantores de tango, solistas de folklore y hasta acompañé en alguna gira a Edmundo Rivero, Alberto Marino, Horacio Casares, Roberto Florio, el Alemancito Martín y muchos más. Pero esto no es lo que necesito decirle, si no, contarle que desde 1965 o 66, que trabajo en la actividad y que en cada viaje que hice con profesionales de la música, se charló y se charla sobre todo lo que se podría hacer y producir, si hubiera un poquito de colaboración y buenas intenciones de parte de los gobiernos.
 El Sr. Chacho Arancibia, Carlos Brandan y Rubén Victoriano, amigos y conocidos suyos, saben quién soy y como me comporté y me comporto en la vida artística, por lo cual creo haberme ganado el derecho de opinar y ser aceptado como colaborador.
 En sus publicaciones Ud habla de las necesidades que le llegan de todos lados y como viejo luchador de la actividad, puedo afirmar que son las reales y concretas.
 De aquí en más, le aseguro que nuestra actividad cambiará mucho. Ya con el solo hecho de habernos comunicado entre nosotros, de dar a conocer nuestras necesidades, ya hemos dado un gran paso. Es muy difícil, estimado amigo, reunir a la gente de cultura. Nuestro egoísmo nos llevó durante años, a ser náufragos en nuestra propia tierra y actividad. Usted ha logrado reunir a una porción de artistas suficientemente desprendidos que patalean en nombre de los muchos que durante años nos hemos callado y soportado la denigración de la actividad y la precariedad de la preparación académica que se necesita para cumplir con el público y con uno mismo.
 Ya usted a logrado un beneficio para todos y mucho más, para aquellos que calladamente trabajamos en bien de una actividad que no se agota con una obra teatral, una canción bien hecha o un cuadro bien pintado.
 Me jubilé como músico y docente, así que evalúe el tiempo que llevo en las dos actividades. Y desde siempre, supe que siempre hubo más atención a los bancos que a la cultura de nuestro país.
 Hay en las sugerencias que le han llegado, tal vez, una de las más importantes: Los créditos especiales para compras de instrumentos. Eso, estimado amigo, sería una gran solución para que los pibes que rondan plazas y tugurios para perderse con la droga o la prostitución. Si las asociaciones vecinales, estudios de música, bandas y escuelas pudieran acceder a esos créditos, el joven tendría la posibilidad de tener en sus manos una herramienta salvadora con salida laboral e intelectual inmediata. Y aún, si el gobierno no lo consigue, no aporta y se desentiende, la simple idea que se ha tirado sobre la mesa es de utilidad para aquellos que no consiguen apoyo oficial.
 Por eso, estimado señor, tenga claro que lo que está haciendo es de mucho beneficio para usted, sus amigos y los artistas en general. Es este un buen comienzo; y hasta diría, que ya es un éxito. Saber que hay alguien capaz de reunir a los artistas e involucrarnos en una lucha por cambiar la realidad, ese gesto ya alcanza para saber que podemos lograr cambiar algo de lo mucho que está mal  o peor encaminado.
 Tenga por seguro mi apoyo y colaboración para lo que sea necesario.
 Es más, con el consentimiento de mi hermano y los dos hermanos Ríos, nos comprometemos a dar nuestro apoyo irrestricto a la propuesta y realización de un documento que contemple nuestra realidad, para discutir con el gobierno todo lo que concierne a lograr una Ley Federal de Cultura que piense más en la actividad, que en los negocios que se pueden hacer desde una secretaria o ministerio.
 Con el gusto de saberme contenido en el grupo de gente que en silencio y con ganas está trabajando, le saluda atentamente:

Hugo Quinteros
Cuarteto Quinteros - Ríos

Nota: La carta es mucho más larga y se ha resumido. Esperemos haberlo logrado y que la misma sea descriptiva y fiel a la idea de la misma.
 
Horacio Dell Ville - Colaborador del proyecto y administrador del blog
Leer Completo...